Dieta de la vida social 

¿Eres una de las personas que considera que no se puede seguir una dieta para perder peso si tienes una vida social intensa? Voy a contarte que puedes conjugar ambas y salir airos@...

Dieta de la vida social


 

Como manejarnos en un almuerzo de trabajo:

  • Programá una actividad física o caminata para ese día, así podés quemar algo de las calorías que vas a consumir.
  • Antes del almuerzo tomá un vaso de agua o una taza de caldo o sopa light o comé una fruta o un yogur descremado. De esta manera no tenés el estómago vacío y evitamos así un posterior atracón.
  • Evita la panera, los grisines y los bocaditos de entrada.
  • Evitá consumir alcohol. Con la comida preferí agua, soda o en última instancia gaseosa sin azúcar. Si no podés resistir la tentación consumí solo ½ vaso de vino, preferentemente tinto, al final de la comida para que puedas realmente disfrutar su sabor.
  • Si es un menú fijo y no podés elegir que consumir, no comas toda la porción, comé lo más despacio posible, masticando los alimentos lentamente y acompaña la comida con abundante líquido. Si podés elegir el menú, opta por alguna carne, blanca o roja, sin acompañamiento de salsa, preparada al horno, parrilla o plancha y con una guarnición de vegetales. Esta última se debe pedir sin aderezo y condimentarla en la mesa con poco aceite y más limón, vinagre o aceto.
  • Evitá el postre y cambialo por un rico café o un té saborizado.
  • Aprovechá la ocasión para socializar y no te concentres obsesivamente en la comida.

Como manejarnos en un cumpleaños:

  • Tomá abundante líquido o realizá una colación antes de ir a la fiesta.
  • Se fuerte, decile NO a todos los snacks supergrasosos: papas fritas, chizitos, palitos salados, que lo único que aportan es calorías a montones.
  • No tomés gaseosa, opta por las versiones light o agua.
  • Nunca se te ocurra comentar que estas haciendo dieta: te van a insistir que pruebes todo!!!
  • Prestá atención a los alimentos que hay, así podés seleccionar mejor que es lo que vas a comer, teniendo en cuenta lo que más te gusta y lo que más conviene de acuerdo a sus calorías.

1 porción de pizza: 300 Kcal., es mejor que sea solo de muzzarella o cebolla sin queso

1 empanada: 200 kcal., conviene elegir de pollo o verdura, antes que carne o jamón y queso

1 sándwich de miga de jamón y queso: 160 kcal., si tiene lechuga o tomate se reducen las calorías

1 hamburguesa: 175 kcal., si la comés con pan: 287 kcal. Entonces es mejor comerla al plato y evitá agregarle aderezos como mayonesa o ketchup.

1 chorizo: 450 kcal., si lo comés con pan: 566 Kcal.

1 porción de torta: 300 a 500 kcal., sería mejor evitarla y comer una masita o un bocadito dulce. 

Sin obsesionarte con las calorías, pensá cuales son tus mejores opciones y comé moderadamente, no como si esta fuera tu última cena.

Es un momento para socializar y utilizalo para eso, sacando el foco de atención de la comida. 

Estos consejos van a ayudarte a estar mejor preparado en estas circunstancias. Pensá que siempre va a estar presente la comida y por lo tanto hay que desarrollar estrategias que permitan un equilibrio entre comer algo rico y poder continuar con tu dieta.

Por último te comento, no realices ayuno el día o la comida siguiente, sino que volvé a la rutina habitual. 

Por Lic. Claudia Aronno
Nutricionista
       

© DoctorDietas - Dieta de la vida social