Cómo hacer Pilates en tu hogar

Los pasos básicos para estar en forma sin salir del hogar, gracias al Pilates

Cómo hacer Pilates en tu hogar


 

 

  

Una de las razones por las que el Pilates ha incrementado radicalmente su popularidad es porque pueden ser practicados con facilidad tanto en el gimnasio como en el hogar.

Si bien existen algunas costosas máquinas de Pilates en el mercado —y, desde luego, podrías adquirir una—, tranquilamente podrás iniciarte en esta actividad en tu casa. Los Pilates sirven para ejercitar el cuerpo al igual que la mente; un concepto que difiere de la mayoría de las rutinas y ejercicios aeróbicos y cardiovasculares. 

  • Paso 1

Considera asistir a una o dos clases de Pilates para, al menos, adquirir los conceptos básicos de esta práctica. Si bien puedes practicar estos ejercicios sin problemas en el hogar, tomar una o dos clases te ayudará para asegurarte de estar trabajando con la técnica apropiada y evitar la posibilidad de lesiones. 

  • Paso 2

Invierte en equipamiento básico para Pilates mientras estás en casa. Esto incluye: una colchoneta, vestimenta apropiada, dvd instructivo, y una bola de ejercicios. Podrás encontrar la mayoría de estos accesorios en cualquier tienda de deportes, aunque posiblemente te convenga darte vuelta por los grandes portales de venta online —que suelen tener buenos precios en estos artículos—. 

  • Paso 3

Considera conseguir algún equipamiento más avanzado a medida que vayas involucrándote más en el mundo de los Pilates. Por ejemplo, existen algunas máquinas grandes, como es el caso de la reformer, la cadillac, o la silla wunda, que pueden ayudarte a tonificar todos los músculos de tu cuerpo. 

  • Paso 4

Encuentra un lugar tranquilo para ejercitar en casa. Puede que prefieras tener un área separada para establecer tu equipamiento de Pilates. Desde luego, cuando pienses ver en video instructivo, deberás tener a mano un televisor. 

  • Paso 5

Créate un lapso de tiempo en el que puedas trabajar sin interrupciones. A la hora de practicar Pilates en casa, puede ser difícil encontrar motivación para ejercitar dos o tres veces a la semana. Sin embargo, la única manera de obtener resultados es haciendo un esfuerzo consciente para realizar los ejercicios. 

Beneficios de Pilates: consejos y advertencias para no desperdiciarlos
 

  • Consulta con un instructor certificado de Pilates para asegurarte de ir por el buen camino. Trabajar con un instructor, de tanto en tanto, te dará la posibilidad de aprender nuevos ejercicios para agregar a tu rutina.
  • Procura hacer un buen precalentamiento antes de iniciar tu rutina de Pilates. Cuando se ejercita en casa, puede ser sencillo olvidarse del calentamiento de los músculos. Trotar en el lugar o dar una breve caminata podrá ayudarte a evitar lesiones innecesarias.
  • Hacer Pilates en casa podría incrementar los riesgos de que se produzcan lesiones —a raíz de la ausencia de un entrenador—. Si no efectúas las técnicas con propiedad, puedes llegar a lastimar seriamente tu espalda. Además, podrías desconocer los límites de tu capacidad y forzar al cuerpo a ejercitar demasiado seguido.

        

© DoctorDietas - Cómo hacer Pilates en tu hogar