Obesidad, enfermedad contagiosa

A padres obesos, hijos con sobrepeso. ¿Cómo romper con el círculo vicioso de la obesidad?

Obesidad, enfermedad contagiosa


 

 

  

Los Estados Unidos son el primer lugar con más gordos porque comen grasas y carbohidratos en exceso, para muestra de ello están las hamburguesas Big, papas fritas, los enormes vasos de refresco, helados, pastelillos, pizzas, palomitas con doble mantequilla, todos ellos hacen que 6 de cada 10 sean tan “regordetes” que han creado un gran problema de salud pública desarrollando enfermedades graves como la diabetes, la hipertensión, las enfermedades cardiovasculares, el colesterol, los triglicéridos, las gastritis y el colon irritable.

México es el segundo país con más gordos. La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición del 2006 informa que ya tenemos 4 millones de niños con sobrepeso (y sus papás también que comparten y crean el problema). 

Los enormes vientres entre los hombres, y la abundante grasa y celulitis en las mujeres, han obligado a que los fabricantes de ropa tuvieran que crear tallas extra grandes y tiendas especializadas en atender la demanda de una población de gente grasosa. 

El  sobrepeso Mexicano no es precisamente por estar bien alimentados, nuestra gordura se deriva de los pésimos hábitos alimenticios que tenemos,

Los alimentos chatarra como gansitos, churritos, doritos, y la clásica vitamina “T” totopos, tamales, tostadas, tlacoyos, tacos, torundas. 

La obesidad es una enfermedad contagiosa, si los padres son gruesos, lo más probable es que los hijos la “hereden” golpeando su autoestima porque en las escuelas los señalan como los “barrigones” o los “panzones”. En esa etapa escolar sufren en lo físico y en lo emocional, y los hace candidatos a la temible diabetes. 

Para resolver este grave problema hay que cambiar nuestra cultura gastronómica, prefiriendo los alimentos orgánicos que son cultivados con respeto al medio ambiente y que están libres de agroquímicos, pesticidas, fertilizantes, insecticidas, aditivos sintéticos, conservadores, herbicidas, y regados con aguas negras.  

Las amas de casa responsables de la salud de sus familias  deben comprar alimentos orgánicos que garantizan mejor salud. Ya hay muchos restaurantes que ofrecen en sus menús alimentación sana, visítelos y converse con el chef responsable y le recomendará qué elegir en el supermercado. Lea con atención las etiquetas.   

La dieta es un factor fundamental para prevenir la adiposidad. La OMS así lo admite y sugiere cambiarla. 

Elimine de los refrescos que solo producen caries, sustitúyalos en esta forma: a una jarra con agua para 8 vasos póngale hielo, 2 tazas de miel (hay mieleras que facilitan su uso) y vaya cambiando cada día para darle variedad, jamaica, sandía, melón, tamarindo, chía, naranja, papaya, toronja, mamey, piña, mandarina, limón, fresas y todas las frutas de temporada. 

Los médicos y los expertos en nutrición coinciden en que se debe reprogramar una dieta que se balancee con súper alimentos. 

Es excelente sugerencia comer sólo alimentos saludables como frutas, verduras, ensaladas con miel orgánica, hágalas usando manzanas,  linaza, ajo, té verde, cuando vaya al supermercado haga una lista seleccionando el que más le guste. 

Alimentos prohibidos

 

Alimentos recomendados

Azúcar que engorda, sus calorías son huecas sin valor nutritivo.

Miel que es un alimento con vitaminas, minerales y antioxidantes

Carnitas de puerco, chicharrones, carnero, cárnicos enlatados, costillitas barbecue, manteca de cerdo.

Haga ensaladas de verduras con lechugas, espinacas, calabacitas, chícharos, ejotes, acelgas, apio, jitomates hidropónicos, zanahorias, nopales, pepinos, rábanos, champiñones, elotes, coliflor, cebollas, lentejas, camote, brócoli.

Helados cremosos que contienen azúcar y grasa atentan contra su cintura.

Hacer ensaladas de frutas, comprando las que están de temporada por ser más baratas, plátano, ciruela, mango, guayaba, melones, sandías, fresas, arándanos, manzanas, naranjas, toronjas, kiwi, papayas, tunas, mamey.

Sentarse frente a la TV por horas con unas cervezas y palomitas con doble mantequilla.

Como botana: jícamas con sal y limón y un vaso de agua fresca de frutas. Cuide sus riñones y su estómago

Quesos, mayonesas, aderezos.

El mejor queso es el Cottage.

Chocolates con donas caramelos, dulces, pasteles,

 

        

© DoctorDietas - Obesidad, enfermedad contagiosa