Mañana me pondré a dieta...

Donde sea escucho eso. Pero…¿sabemos qué es una dieta?

Mañana me pondré a dieta...


 

  

Es el aporte de alimentos, suficientes para cubrir las necesidades del cuerpo sin producir obesidad. Además se debe mantener un equilibrio adecuado, puesto que se requieren en diferentes proporciones para satisfacer las necesidades metabólicas.
Esto viene a que los productos que hay para "adelgazar", los light y los ricos en fibras están siendo (no deberían) parte fundamental en la dieta de las personas de cualquier edad, principalmente las mujeres, aunque los hombre ya le entran.
Hay tres fuentes para obtener energía, son las proteínas, que deben cubrir un 15%, las grasas un 40% y los hidratos de carbono un 45%. Las proteínas son importantes porque forman las estructuras celulares.
Las grasas también, porque el hombre está conformado en un 70% de agua, sin la capa lipídica que separa a una célula de otra, los humanos simplemente nos colapsaríamos cual balde de agua en el pavimento; los hidratos de carbono son ahorradores de proteínas, esto es, que se utilizan para obtener energía, mientras que las proteínas llevan a cabo su labor precisa, estructural.
Y vuelve la burra al trigo. Tenemos la costumbre de decir "estoy a dieta" cuando en realidad estamos desequilibrando nuestro organismo, privándolo de necesidades que unas no pocas veces se convierten en enfermedades.
Hacemos la dieta de la luna, la dieta del arroz, la dieta del huevo, la del limón, la de los frijoles, la de los lácteos, la de la sopa. Tomamos actitudes vegetarianas, nos convertimos en hidrofilicos, eliminamos las proteínas y las grasas, por completo, nos estamos matando.
Y no quiero profundizar en desordenes alimenticios, porque entonces si sería larga esta entrada.
Esta vez hablo, critico, una vez más a mi querido enemigo, la ignorancia; querido, porque si no existiera que haría yo...que haría...
De un día para otro, sin un estudio de la sangre, sin una estimación de masa corporal ni medición de pliegue cutáneo y solo porque no nos gustó lo que vimos en el espejo, tomamos la drástica decisión: "estoy a dieta". Y ahí estamos (y si digo estamos es por solidaridad).
A consecuencia de la publicidad que se hace a las figuras anoréxicas en nuestro queridísimo medio audiovisual, por la necesidad de ahorrar en vestuario, si, son tantas que entre menos tela usen mejor, ya casi andan desnudas, y todo es por eso, de verdad, cortar los presupuestos.
Pensamos que no vamos a gastar en un médico si lo único que nos va a decir es que debemos comer menos, o que dejemos de tomar tal o cual cosa.
Yo admiro, de verdad, a esa gente que puede estar horas comiendo solamente toronjas, o irse a trabajar solo con un café sin azúcar, o que puede dormir escuchando el gruñido de sus tripas.
Lo vemos desde otro punto de vista no menos pintoresco. La disminución de glucosa en la sangre provoca letargia, miastenia. Nos hace lentos, nos hace sentir cansados, vamos al trabajo o a la escuela como si acabáramos de terminar un pentatlón.
Insisto, no apoyo la obesidad, ni digo coman de todo hasta parecer vacas marinas, no. Ni física ni emocionalmente está bien. No crean que me olvido de que cada vez más gente se tiene que someter al los riesgos quirúrgicos de una cirugía de corazón abierto, no me olvido de las várices, ni de la insuficiencia cardiaca, ni de los infartos y/o embolias, ni de los divorcios.
Pero tampoco hay que olvidarnos de que la falta de vitamina "A" nos hace susceptibles a las infecciones, el déficit del complejo "B" produce pelagra o hasta una insuficiencia cardiaca, el déficit de ácido fólico produce anemia, si no hay suficiente vitamina C" los huesos son más frágiles y es imposible la cicatrización, sin la vitamina "D" el calcio no se adhiere a los huesos, los casos raros de déficit de vitamina "D" se encuentra directamente asociada la infertilidad masculina.
Los minerales: son los componentes de las principales bombas que nos permiten el movimiento, la digestión.
Hay que buscar el equilibrio, tanto los excesos como las carencias son contraproducentes, y no es nada del otro mundo.
No pensemos que hacer dieta es desayunar una barrita, a la hora de la comida solo litro y medio de b-ligth (frutas tropicales por favor jajaja) y en la noche se me olvida el hambre viendo a Pacheco.
Tampoco estemos esperando que sean cosas milagrosas, que sean light no quiere decir que "adelgazan", solamente tienen menos calorías.
O sea que si normalmente me gustan las sabritas, ahora voy a comer 8 vasos de nutritas, al cabo que no engordan. Tampoco ponerse a dieta es ayunar todo el fin de semana, porque el lunes viene el desquite.
De eso se trata, mis estimados, de definir el término dieta, y definir que tiene apellidos según las necesidades y posibilidades de cada uno, de ahí derivan baja en grasas, baja en carbohidratos, baja en sales, o igual, altas en...
Aaaaaaaaaah, antes de que se me vuelva a olvidar. Las verduras: son lo mejor, si, son los alimentos que tienen menos carbohidratos, que por naturaleza no tienen grasas.
Ajá, hay que comer muchas verduras, que no es lo mismo que comer solo verduras, porque... la mayoría de las vitaminas son liposolubles, o sea, las verduras no las tienen, o las tienen en muy poca cantidad. Aparte de que son pocas las que aportan proteínas.
Y no dejo fuera los laxantes...hay mucha gente que toma cantidades abundantes de fibra, lo que provoca irritación en el colon, aumentando la cantidad de secreciones alcalinas y disminuyendo la consistencia de las heces, y ahí el lado opuesto del párrafo anterior, las vitaminas hidrosolubles son poco o nada aprovechadas, todo se va literalmente por un tubo.
Y los medicamentos. De entrada son carísimos, por siete días de tratamiento se pagan aproximadamente $500.00.
Si tomamos en cuenta que el tratamiento mínimo es de 3 meses, digo, para ver resultados, en cuanto va a salir el chistecito, y si en tiempo hacemos cuentas, va a valer pistola con las fiestas patrias. Y ya, en un futuro, necesitaran un transplante de hígado, o una diálisis.
Hay que hacernos el propósito de una alimentación sana, si, una verdadera dieta, si tenemos una buena dieta todo el tiempo, no será necesario matarse de hambre.
Y hay que moverse, como quieran y como lo interpreten, todo movimiento acelera el metabolismo, se consume más energía pues.
Y ya, hasta aquí llego para no aburrirlos, cualquier cosa, aquí estamos.
Por Ananda S. González Cruz 
       

© DoctorDietas - Mañana me pondré a dieta...