Consejos para ejercitarse cuando se tiene sobrepeso

Y vencer la vergüenza que a veces nos causa nuestro cuerpo

Consejos para ejercitarse cuando se tiene sobrepeso


 

 

  

El mayor problema, probablemente, al que se enfrenta la apersona con exceso de peso que comienza a ejercitarse es la vergüenza, el sentirse fuera de lugar entre las personas más delgadas o en mejor estado físico.
Podríamos decir que una gran parte de la culpa de esto la tienen la sociedad y los "perfectos" modelos físicos que imponen como ideales a conseguir. Y estaríamos diciendo una gran verdad. Pero lo cierto es que el superar la inseguridad y la vergüenza está en nosotros.
Aunque no lo creamos, la mayor parte de la gente que nos ve, mas allá de que tan grande sea nuestro problema de obesidad, no se ríe ni se burla automáticamente. Es más, la mayor parte, con toda seguridad, no nos prestará atención alguna. Seguirán con lo suyo, mientras que nosotros nos llenamos, solos, la cabeza de ideas negativas y amargura.
Por lo tanto, es totalmente cierto que superar la vergüenza está en nuestra actitud. Descubriremos que, una vez superado el miedo inicial, el gimnasio puede ser un lugar bastante agradable, donde inclusive podemos conocer gente y disfrutar buenos momentos, a la vez que trabajamos para mejorar nuestra salud.
Una alternativa: Entrenamiento Personal
Pero si realmente no somos capaces de superar el miedo que el gimnasio puede generar, si ejercitar en el mismo lugar que otras personas y a la vez que ellas nos resulta imposible, siempre hay una solución. Y una de ellas es el contratar los servicios de un entrenador personal (personal trainer). Esto tiene sus desventajas (principalmente el no poder desarrollar el ejercicio como actividad social, en compañía de otras personas) y algunas ventajas que detallaremos.
Hay dos posibilidades con un entrenados personal. Una es contratarlo para que venga a nuestra casa y trabajar en la comodidad del hogar y otra es trabajar en un centro especializado. También podríamos hacerlo en un gimnasio, pero suponemos que esto es imposible por lo que hemos dicho en el párrafo anterior.
Ventajas del personal trainer

1) Negociación: A diferencia de un gimnasio, donde sólo trataremos con empleados la mayor parte del tiempo, y donde el margen de negociación es, -por lo menos- reducido, en el caso del entrenador personal estaremos tratando directamente con la persona que se encargara de nosotros, o con un “superior” directo, con lo cual es mucho más sencillo discutir el precio, la duración y el estilo de las sesiones. En las cadenas de gimnasios el dueño es un ente desconocido y el staff amplio, mientras que el tratamiento en el caso de un personal trainer es mucho más -valga la redundancia- personal.
2) Privacidad: Si lo que nos atemorizaba era la gente alrededor nuestro viéndonos, esta es la salida perfecta, ya que podemos olvidarnos de ellos completamente. Los estudios son pequeños, con un grupo muy reducido de gente trabajando en ellos y las clases son particulares (mas allá de que también suelen ofrecer clases grupales de fitness y aerobics, pero que son totalmente optativas, con lo que sólo deberemos acudir a ellas cuando nos sintamos cómodos). Inclusive, puede ser que nos brinden la posibilidad de arreglar horarios totalmente privados, en momentos en que nadie más esté en el estudio.
3) Experiencia: Mas allá de que también los haya en los gimnasios, en general en los estudios hay profesionales con mas años de experiencia y mejor formación.
4) Atención: Finalmente, como es lógico, en el caso del entrenador personal tendremos toda su atención y durante todo el tiempo que dure el ejercicio, a diferencia de los profesores de los gimnasios, que suelen tener que atender a varias personas al mismo tiempo, con lo cual dividen su atención (amén de que suelen estar ellos mismos ejercitándose a la vez).
Consejos Finales

1) Selección: Elijamos con cuidado el gimnasio al que vamos a asociarnos. No son todos iguales, así que hagamos un poco de investigación para encontrar aquel en el que estemos más cómodos y cuyas técnicas mejor se adapten a nuestra personalidad y deseos. Por supuesto, tengamos en cuenta también factores como la experiencia y las credenciales antes de tomar una decisión.
2) Consulta: Y, finalmente, consultemos a nuestro medico antes de comenzar con cualquier programa de ejercicios. Él nos conoce y nos puede guiar mejor que nadie.

        

© DoctorDietas - Consejos para ejercitarse cuando se tiene sobrepeso