Educación nutricional para una alimentación saludable

Es necesario adecuar nuestros hábitos alimentarios a nuestras reales necesidades. Entérate por qué...

Educación nutricional para una alimentación saludable


 

 

  

La educación nutricional se define como el proceso por el cual las creencias y las actitudes, las influencias ambientales y los conocimientos acerca de los alimentos, conducen al establecimiento de hábitos alimentarios científicamente fundados, prácticos y acordes con las necesidades individuales y la disponibilidad de alimentos.

Es un proceso multidisciplinario que involucra la transferencia de información y la sustitución de los hábitos alimentarios presentes por otros más apropiados.

La educación nutricional es una parte esencial de la educación sanitaria, aquella destinada al mantenimiento de la salud, y aún más, es parte importante de la educación integral del individuo. Debe, por lo tanto, iniciarse lo más tempranamente posible, para lograr así un mayor impacto sobre el comportamiento individual. Es necesario que se continúe indefinidamente, para permitir la incorporación de los nuevos conocimientos y adelantos científicos.

La educación nutricional, es una especie de “puente” que permite el paso hacia el publico de la información originada en los laboratorios de investigación y de desarrollo, y deben integrarse todos los programas de educación popular. Su objetivo final y universal es la promoción de hábitos alimentarios correctos y sus destinatarios son todos los individuos en general.

La importancia de esta rama de la educación sanitaria, es la necesidad de educar al hombre para que los alimentos que componen su dieta hagan que esta sea la más indicada para mantener su salud.

Si bien la solución de los problemas de nutrición depende en gran medida de un sólido desarrollo económico y agropecuario del país, y de la cantidad y calidad de los alimentos disponibles a precios razonables, se ha reconocido en forma general el hecho de que los hábitos alimentarios y los patrones culturales también influyen en la nutrición.

Así se ha podido demostrar que en muchos lugares del mundo, la desnutrición suele ser en mayor medida el resultado de la ignorancia y de los prejuicios, que el resultado de la pobreza y de la escasez de alimentos.

Es importante aclarar que en determinados países, particularmente aquellos considerados como “industrializados” o “desarrollados”, el consumo de un exceso de alimentos con respecto a las necesidades individuales, (entre otras causas debido a insuficiente educación nutricional de la población), genera una serie de enfermedades “por exceso” (como obesidad, aterosclerosis, diabetes, hiperlipoproteimias, etcétera) de importante repercusión en la morbi-mortalidad de los adultos. También en estos casos y situaciones, la educación nutricional es necesaria y fundamental para mejorar la salud.  

        

© DoctorDietas - Educación nutricional para una alimentación saludable