La dieta de las tres horas    

Conoce todos los pormenores y nuestra opinión sobre la dieta que promete hacerte perder peso comiendo cada tres horas...

La dieta de las tres horas


 

  


La dieta de las tres horas consiste enteramente en la frecuencia de las comidas. Al comer cada tres horas, los niveles de azúcar en el cuerpo serán más consistentes y el metabolismo permanecerá activo y en estado exacerbado.

Para la mayoría de las personas, esto será como hacer cinco comidas diarias (desayuno, almuerzo y cena, con dos colaciones en el medio). El otro aspecto fundamental es que no se deben mezclar los grupos de alimentos.

Éstos son: concentrados (lácteos, proteínas, hidratos de carbono); no concentrados (frutas y verduras). La proporción será de 30% de alimentos concentrados, y 70% de alimentos no concentrados.

Tampoco debemos mezclar los alimentos concentrados entre sí, por ejemplo: no mezclaremos proteínas con hidratos de carbono (carne, arroz), tampoco debemos mezclar proteínas con proteínas (pollo con huevos), o hidratos de carbono con hidratos de carbono (pan con cereales). Los hidratos de carbono no se mezclarán con alimentos ácidos (vinagre, limón, piña, naranja).

Comiendo cada tres horas

· Desayuno:

            Muffin de huevo, leche descremada y manzana.

· Almuerzo
Canelones de queso, ensalada con aderezo sin grasa

· Cena
1 papa pequeña al horno, 85 gramos de pollo asado, 1 cucharada manteca, 1 taza de judías verdes.

· Meriendas
12 M & M’s

· Colaciones

            1 Coca Diet, 1 café, 1 crema no láctea.

Otro ejemplo

· Para el desayuno, jamón y una tortilla de queso, pan y mucha fruta.

· Tres horas después: una barra energética.

· Tres horas después: un almuerzo de carne con chile, arroz y una ensalada con el aderezo regular.

· Tres horas después: una merienda, como frutas o algunas galletitas.

· Tres horas después: una cena de salmón, arroz, y verduras.

· Tres horas después: el postre, como puede ser una mousse de chocolate.

El debate

Los principios de la buena nutrición, el ejercicio apropiado, y la alimentación frecuente forman una estrategia efectiva para perder peso.

Sin embargo, el mayor pecado de la dieta de las tres horas es su intento de ser excesivamente popular. En este sentido, sus creadores describen un método para elegir los tamaños de las porciones en lugar de regirse estrictamente por el número de calorías.

Por otra parte, los seguidores de esta dieta suelen criticar a las dietas bajas en carbohidratos, diciendo que estas últimas no funcionan.

Convengamos que esto es algo injusto, ya que las dietas bajas en hidratos de carbono han demostrado ser efectivas para algunas personas, particularmente aquellas que son sensibles a los carbohidratos.

¿Una dieta populista?

La dieta de las tres horas será adecuada para aquellos que se estén iniciando en el viaje de la nutrición y la administración del peso, pero es sólo un comienzo.

Muchos sienten que la inclusión de tantos alimentos procesados es una medida populista (una nutrición saludable a menudo incluye una mayor parte de alimentos sin procesar.

La pérdida de peso y la nutrición son dos cuestiones independientes pero relacionadas. Las comidas rápidas deben ser siempre un último recurso, y no un alimento básico para todos los días.

No obstante, una dieta como ésta puede resultar más aceptable para mucha gente, y no tan traumática como un plan alimentario estricto que supone cambios drásticos.

   

© EnPlenitud.com - La dieta de las tres horas