Dieta shock

Con esta dieta podrás bajar 2 o más kilos por semana, y ponerte en forma con rapidez…

Dieta shock


 

 

  

Para que esta dieta tenga resultados es necesario seguirla concienzudamente, sin variar ni el orden de las comidas ni el de los platos para cada día de la semana. Aunque sí es posible reemplazar algunos platos o ingredientes por otros de igual valor  calórico.

Día 1

Al levantarse, en ayunas, se tomar un vaso grande de agua para estimular la vejiga. Media hora más tarde, 1 naranjada o limonada.

Hacia las 10 de la mañana, 100 ml. de agua mineral sin gas ni sal.

A la hora de la comida un zumo de naranja fresco y una taza de manzanilla con miel

A las 5 de la tarde 250 ml. de agua mineral

A la hora de la cena caldo de verduras muy ligero y un vaso grande de agua pura

Al acostarse, una infusión diurética de rabos de cerezas

Durante la noche, si se despierta, tomar un vaso grande de agua mineral sin sal ni gas.

Día 2

Empezar el día con un vaso grande de agua, tomando además 1 huevo pasado por agua, 1 naranjada y 1 biscote sin sal

A las 10 de la mañana: una docena de fresas y cerezas, o una manzana mediana.

Para la comida 1 galleta o biscote hiperproteico, 50 gr de queso Gruyére y 2 naranjas.

A media tarde, 1 vaso de leche descremada, y 1 cucharadita de limonada láctea (de venta en casas de régimen)

A la cena: toda la ensalada cruda que guste con 125 gr. de judías verdes y una pizca de margarina. 1 biscote sin sal.

A las 10 de la noche 1 infusión de tila con miel

Día 3

Al levantarse, el consabido vaso de agua mineral.

Para el desayuno, 2 manzanas, 1 naranjada y 1 biscote

A las 10 de la mañana 2 albaricoques o ciruelas, o fruta más o menos equivalente

En la comida 1 biscote, 50 gr de queso magro, 14 cerezas o una manzana

A media tarde como en el segundo día

A la cena 200 gr. de caldo de verduras, huevo escalfado, 1 pera, 1 biscote

A las 10 de la noche: 3 cucharadas grandes de leche descremada con 1 cucharadita de miel.

Día 4

Para empezar, un vaso grande de agua y media hora después 1 vaso de leche descremada, 30 gr. de queso Emmental y biscote sin sal.

Para la comida 100 gr. de queso tierno, dos rodajas de piña tropical al natural.

A media tarde 100 gr. de fruta del tiempo.

Para la cena 100 gr. de ensalada de champiñones crudos, espinacas cocidas en poca agua (a discreción), 20 gr de queso de requesón, 1 biscote sin sal

A las 10 de la noche infusión de tila con miel

Día 5

El vaso de agua, 1 naranjada, 40 gr. de queso blando, 1 manzana y 1 biscote sin sal

A las 10 de la mañana, 1 manzana

Para la comida 1 biscote, 50 gr. de queso Gruyere, 2 rodajas de melón o un sustituto

A las 5 de la tarde la fruta de costumbre.

En la cena 2 vasos de agua mineral, 1 yogurt al natural, 1 docena de fresas o 2 manzanas, 1 biscote sin sal

A las 10 de la noche, 1 infusión de rabos de cerezas.

Día 6

Al levantarse, 1 huevo pasado por agua, 1 yogurt y 1 biscote sin sal

A las 10 de la mañana media naranja o media manzana

Para la comida 2 biscotes sin sal, 60 gr. de queso blando, 3 melocotones (o fruta reemplazante)

A media tarde la fruta de costumbre.

En la cena un plato abundante de caldo de verdura, 100 gr de ensalada variada, 20 gr. de queso magro, 1 biscote sin sal.

A las 10 de la noche infusión de verbena con miel

Día 7

La misma dieta del tercer día, variando las frutas a ser posible, hasta la cena

Para la cena, 150 cl de agua pura, 1 huevo escalfado, 2 rodajas de piña tropical al natural, 1 biscote sin sal.

A las 10 de la noche 1 Infusión de tila con miel

Esta dieta se sigue por ocho días.

Día 8

El vaso de agua como aperitivo al levantarse y un desayuno similar a los anteriores.

A las 10 de la mañana, 1 naranja.

A la comida, como de costumbre aproximadamente.

A las 5 de la tarde, fruta habitual.

Para la cena ensalada variada a discreción, 1 tortilla de espárragos o champiñones, con dos huevos, 1 tazón de zanahorias ralladas, 40 gr. de queso Emmental y 150 gr. de fruta del tiempo

Con esta dieta, se habrá conseguido perder unos 3 kilos como mínimo. Luego de estos ocho días no se debe continuar, pero sí pasar a una dieta menos severa.

        

© DoctorDietas - Dieta shock