Dieta después de las vacaciones

Guía para hacer realidad el “después de las vacaciones vuelvo a la dieta”... cualquiera sea la época del año

Dieta después de las vacaciones


 

  

¿Vacaciones anti-dieta?
 
Si está efectuando una dieta, se va de vacaciones puede ser que deje de lado los cuidados necesarios para no tener un impacto negativo cuando regresa de ellas y eso puede ser debido a que no haya planificado las comidas y que no haya efectuado actividad física.
Si no hacía actividad física durante el tratamiento, puede ser que haya caminado durante sus vacaciones o haya realizado alguna actividad física como jugar al vóley, tenis, etc. y se excusa diciendo que no va a aumentar de peso, debido a la actividad que realiza y en realidad lo que ingiere diariamente es mucho mayor al desgaste realizado.
Puede ser también que debido a tus diversas actividades que debe efectuar durante el año, no quiera ni moverse, y pueda que la mayor parte del día se encuentre sentado, o tomando sol en exceso y desquitarse con la comida, diciendo “después de las vacaciones vuelvo a la dieta”.
Esta situación no llega pronto. Puede ser que cuando regrese de sus vacaciones, se justifique diciendo “comienzo el lunes” pero…  ese día no llega.
Si estuvo realizando un tratamiento nutricional con un nutricionista, puede ser que sienta temor al resultado frustrante que se pueda encontrar y decida por su cuenta hacer dieta y aún así los cuidados no vuelven. Siguen las comilonas sin control y no concurre a las consultas nutricionales, por lo tanto el aumento es cada vez mayor.
Entonces ¿cuáles serían los consejos?
Deténgase a pensar en todo el esfuerzo previo  a sus vacaciones y los resultados que había logrado.
Si aumentó mucho, que eso no sea un impedimento para volver a comenzar y poner mucha voluntad para no deprimirse y pensar que si alguna vez lo logró nuevamente lo va a conseguir. Pero… no vuelva a cometer los mismos errores.
Antes de comenzar asuma que la balanza no tiene la culpa de su aumento. No se enoje con ella, sino mire hacia delante con fe y vea la posibilidad de comenzar a bajar de peso saludablemente.
Comience una actividad física placentera que la pueda sostener durante el tratamiento y aún cuando llegue a la meta propuesta seguir incorporándola como pilar importante para mantener su peso corporal.
Ser positivo. No dude que lo va a lograr. Luche contra los obstáculos y tenga en su mente el objetivo muy presente.
No se apure con bajar rápidamente. Respete sus tiempos, sus impedimentos y tenga firme la meta en su mente.
Le propongo que comience éste plan que le sugiero que en definitiva lo va a llevar a una meta saludable y va a aumentar su calidad de vida.
Incluya la actividad física. Se dará cuenta cuán importante es, ya que disminuye la ansiedad.
 
Consejos prácticos para la dieta
Antes de cada plato principal, 1 caramelo ácido sin masticar durante 15 minutos previos a cada plato principal.
Para condimentar las ensaladas: 1 cucharadita tipo té de aceite de oliva o canola, vinagre  y sal moderadamente. 
Utilizar todo tipo de condimento para realzar el sabor de las preparaciones (perejil picado, orégano, nuez moscada, pimienta, etc.).
Para  la cocción de las preparaciones como ser carnes, utilice spray vegetal o recipiente antiadherente o coloque el aceite en un pulverizador y rocíe el recipiente a utilizar con aceite y con una servilleta de papel extráiga el excedente.
Después de cada comida (almuerzos y cenas): 1 fruta chica (1 de ellas cítrica: naranja, mandarina, pomelo o también puede ser un kivi).
 
Porciones de los alimentos
Carnes (blancas o rojas magras): 1 porción mediana (150 g.). Cocción a la plancha, a la parrilla.
Caballa o atún natural: 1 lata chica al natural.
Cuando se indica en una comida carne y vegetales como papa, batata o choclo o arroz integral la porción de carne será de 100 g. y la de los vegetales ya mencionados o de arroz: una porción chica (100 g). En el caso del arroz la indicación es 100 g. ya cocido.
Vegetales de todos los colores: tomate, cebolla, arvejas, zanahoria, rabanitos, repollo, etc.: 1 plato tipo sopero.
Vegetales como: papa, batata o choclo: 1 porción mediana (150 gs. Peso neto) (cuando no se indica en la misma comida la carne blanca o roja)
Arroz integral o parboil o legumbres: lentejas, garbanzos, porotos, soja): 1 pocillo café en crudo.
Pastas, de laminado grueso, tipo fetucchini, mostachotes, o ravioles de cualquier relleno como ser: ricota o de carne o pollo (al dente) con salsa sin fritar: filetto: 1 plato mediano sin queso rallado.
 
1)      DESAYUNOS Y MERIENDAS – OPCIONES.
Varíe, o efectúe siempre las mismas.
No deje de incluir - ya sea en los desayunos o en las meriendas -, la porción de queso compacto magro indispensable para completar la cuota necesaria de calcio  diario.
 
1)      1 vaso de leche o yogurt descremado.
1 sándwich de pan integral (no tostado) con 1 feta de tomate,  1 feta mediana de queso compacto magro (menor al 6 % de grasas: leer siempre los rótulos de los alimentos).
2)      1 vaso de leche o yogurt descremado.
3 bay biscuits o 3 vainillas.
3)      1 vaso de leche o yogurt descremado.
1 porción de biscochuelo sin dulce (2 veces por semana)
4)      1 vaso de leche o yogurt descremado.
1 sándwich de pan árabe no tostado con 1 feta mediana de queso compacto magro (menor al 6 % de grasas) y 1 feta pequeña de dulce de membrillo dietético (1 vez por semana)
5)      1 vaso de leche o yogurt descremado.
3 galletas de arroz con 1 feta finita de queso compacto magro (menor al 6 % de grasas).
 
ENTRECOMIDAS (ELEGIR DOS OPCIONES POR DÍA)
Le recomiendo no dejar de incluir la banana diariamente.

·         1 banana mediana no madura (100 g. P.N).

·         20 maníes grandes o 10 almendras o 5 nueces.

·         7 aceitunas.

·         1 barrita de chocolate negro (20 g.).

·         1 yogurt descremado o 1 vaso de leche descremada.

·         5 frutas deshidratadas (ciruelas, otras)

·         1 bocha de helado de agua con 3 nueces.

ALMUERZOS

CENAS

1-

Salpicón de atún natural o de caballa: mézclelo con vegetales de todos los colores.

 

Tortilla de papas al horno (papa cortada como papas fritas, dorarlas con spray  vegetal, mezclar con cebolla y ají picados, 1 clara y 1 huevo batido, condimentar).

Ensalada de lechuga y tomate.

2-

Bife de cerdo o carre. Ensalada multicolor con arroz integral.

 

Tomate relleno (con choclo, cebolla, 1 cucharada de queso untable descremado, perejil picado, repollo, condimentos).

Ensalada multicolor.

3-

Pollo sin piel a la parrilla. Ensalada multicolor con 1 papa chica.

 

 

Lentejas con ensalada multicolor.

 

4-

Milanesa de carne al horno (sobre cebolla, tomate y ají morrón, en el piso de la cocina una fuente con agua, para que le confiera aspecto húmedo).  Ensalada multicolor con choclo.

 

 

Ensalada multicolor.  Fideos tipo Fetuccini (laminado grueso).

Ensalada multicolor.

5-

Cordero patagónico magro o cualquier carne magra.

Ensalada multicolor con arroz integral.

 

1 batata fría en ensalada multicolor.

6-

Pescado a la parrilla. Ensalada multicolor con 1 papa chica.

 

1 omelet de espinacas (1 huevo + 1 clara + espinaca o acelga lavada escurrida y picada, cebolla picada y condimentos. Hacer el omelet y por último agregar 1 feta de queso compacto magro). Ensalada multicolor.

7-

Costillita de cerdo. Ensalada multicolor con choclo.

 

 

Ensalada de arroz (arvejas, zanahoria, lechuga, tomate, pepino e hinojo)

 

Consulte con un profesional idóneo  en el caso que tenga alguna enfermedad agregada a la obesidad o al exceso de peso (diabetes, hipertensión arterial, anemia, osteoporosis, enfermedades cardíacas, embarazo, lactancia, niños, adolescentes, etc.

Lic. en Nutrición- Alicia Crocco. Autora de los libros: La Dieta Positiva y La Dieta de Alicia Crocco.
Consultorios: Belgrano y Ballester.
Teléfonos: 4785- 2497 y 15- 4471- 8837.
E mail: alimentatuvida@fibertel.com.ar
Página web: www.aliciacrocco.com
LA PUEDE VER EN: TV MIX CON MARINA CALABRÓ EN CANAL 26. DÍAS LUNES O MARTES DE 17 A 18 HS

.        

© DoctorDietas - Dieta después de las vacaciones