El culto al cuerpo, las dietas y tu autoestima

Todas las mujeres son bellas. Y las mujeres reales (aunque sean de "talla grande") no son la excepción

El culto al cuerpo, las dietas y tu autoestima


 

  

Los periodistas españoles Inés Fernández y José María Romaguera crearon, en 1993, “Reina Gran Talla”, un certamen de belleza y moda totalmente atípico, en pro de la “normalización de las tallas”. Al cabo de trece años, con un eficiente equipo detrás, ese “proyecto de locos”, como algunos lo calificaban, adquirió solidez y prestigio en todo el país, incluso a nivel internacional.
Muchos esfuerzos, lucha denodada y enormes dosis de tenacidad, fueron consiguiendo los resultados apetecidos. No resulta nada fácil entender a la primera, que es y que pretende “Reina Gran Talla”.
LUCHA CONTRA LA ANOREXIA, LA BULIMIA Y LA OBESIDAD

Muy lejos de ser un vulgar y peyorativo “concurso de gordas”, “Reina Gran Talla” es, en sí, un evento estimulante. Primero por su lucha contra la anorexia y la bulimia – premisas que lamentablemente omiten los mas destacados salones de moda – y por supuesto, la obesidad; luego por el inestimable servicio que ofrece a las mujeres de tallas grandes, quienes, ahora, empiezan a encontrar prendas que les favorecen, cuando antes de que el certamen viese la luz, tan solo podían vestirse con batas y túnicas de “mercadillo”.
Y especialmente, la ilusión que expande entre el considerable colectivo de personas con unos kilos de más, quienes después de haber desfilado, notan el respeto del público y escuchan los primeros aplausos, adquiriendo mayores dotes de confianza en si mismas.
“REINA GRAN TALLA” ADELGAZA

Aunque parezca paradójico, “Reina Gran Talla” adelgaza. Innumerables son los casos de mujeres, que pasaron por el certamen y ahora son mas coquetas, presumidas y elegantes.
ROMPIENDO LOS CÁNONES DE LA MODA

El problema no seria tal de no haberse desencadenado, verdaderas fobias, especialmente entre las jovencitas, respecto al culto al cuerpo, lo cual a algunas les lleva inexorablemente a cometer autenticas barbaridades, para lograr ese manido “90-60-90”, especialmente en cuanto a la alimentación.
¡Cuantas y cuantas¡ son las jovencitas de hoy en día, que se sacrifican para poder cumplir sus ilusiones, de parecerse físicamente a tal o cual famosa, para convertirse en “modelos¡. ¿Modelos de qué... ? . El tema es que “Reina Gran Talla” se aparta absolutamente de esos nocivos cánones que imperan en escaparates, pasarelas y publicaciones.
LAS PARTICIPANTES ADQUIEREN AUTOESTIMA

Cualquier persona en esta vida tiene que tener objetivos claros, ilusión, ayuda y fuerza de voluntad. De repente esa mujer que al carecer de ilusiones y estímulos, la mayoría por el rechazo que sienten en su entorno, empiezan a plantearse ir mejor vestidas, maquillarse, acudir a la peluquería y, en definitiva, sentirse mas a gusto consigo mísmas, porque además siempre tenían miedo de hacer el ridículo.
No hay que olvidar que el problema de sobrepeso lo crea la propia sociedad, incluso, a veces, el entorno laboral y familiar discriminándolas con crueldad.
EL MALDITO “CULTO AL CUERPO”
“Reina Gran Talla” defiende las curvas de la mujer en general. Esa mujer que siempre ha sido activa y con ganas de subir niveles en una sociedad que, no seamos fariseos, de algún modo la rechaza, parece condenada a esconder sus formas, estilo Rubens.
El problema no seria tal, si no se hubieran desencadenado verdaderas fobias respecto al culto al cuerpo. Recalquemos que “Reina Gran Talla” no hace apología del michelín. Las mujeres que vemos en las pasarelas no corresponden a la realidad de la calle ya que un 60% de la población supera el tallaje convencional.
NOTABLE METARMOFOSIS A RAIZ DEL CERTAMEN

La metamorfosis que se produce entre las mujeres que tienen la audacia de presentarse a “Reina Gran Talla”, es notable. Para la gran mayoría de las participantes, supone una autentica aventura – muchas se desplazan desde diversos puntos de España, costeándose todos los gastos que ello conlleva – pero ven, al fin, recompensados sus esfuerzos porque sienten calor a su lado, conocen mujeres de su misma condición, hacen amistades y en definitiva, alimentan ilusiones porque se ven valoradas.
LA MODA INTENTA ADAPTARSE A LAS NUEVAS TENDENCIAS

Solo hay que ver que la moda de Tallas Grandes, en el último tiempo ha dado un cambio espectacular, muchos de los fabricantes que hasta ahora limitaban sus tallajes en la 42 ya diseñan y confeccionan tallas más grandes, con algo más de estilo, color y modernidad.
Pero a la hora de presentar sus diseños en pasarelas o catálogos nos muestran modelos de tallas escuálidas, al igual que las revistas mal denominadas de belleza y moda femenina, que en la mayoría de los casos son radicales. Raro es que no anuncien, alguna dieta milagrosa o muestren mujeres, retocadas con photoshop, otorgándoles aspecto de anoréxicas.
Ese concepto que debería de cambiar, porque cada vez, mas adolescentes sin un criterio formado, quieren conseguir ese cuerpo que se aleja de la realidad, produciéndoles desarreglos difíciles de curar y enfermedades que traen de cabeza a médicos y familiares.
LAS DIETAS DRACONIANAS NOS MINAN LA AUTOESTIMA

Que no decir de las mujeres que hacen dietas draconianas. Con tal de conseguir un cuerpo aceptable según la sociedad, sin pararse a pensar que llegar al tan ansiado peso ideal, en el mejor de los casos, lo tendrán, si es que lo consiguen, por un cortísimo periodo de tiempo, porque en cuanto dejen la dieta, sufrirán el tan temido efecto yoyo, que en las dietas es tan conocido y que finalmente lo que conseguirán es acumular mas kilos de los que tenían inicialmente.
Llegar a la conclusión que una persona con tendencia a ser “gordita” debe seguir una dieta de por vida, como si de una cadena perpetua se tratara, es muy duro, pero es real.
NEGOCIOS MULTIMILLONARIOS A COSTA DE LOS KILOS DE MAS

Por otro lado, hay que tener en cuenta, que detrás del sobrepeso existen negocios multimillonarios y que los endocrinos en su mayoría, se limitan a decirte: “A usted le sobran unos kilos”. ¡Menudo descubrimiento¡, y por todo remedio se dignan a entregarte una dieta fotocopiada, que cuando sales de su consulta sabes positivamente que es inviable y que solo la harás por los X Euros, que te cobrara en la próxima visita. Que se limitará a utilizar una bascula para pesarte, amen de intentar que confieses que” fechorías gastronómicas” cometiste.
DISEÑO Y CALIDAD

En el tema de la ropa, además de ser horrible, “lo que las señoras denominan ropa de gordas” es carísima, claro como “resultan que emplean mas tela” los fabricantes en la mayoría de los casos no tienen idea de la confección de ropa en tallas mas grandes, así que se encuentran que los patronistas con ideas preconcebidas realizan los modelos diseñados como los que llevaban nuestras abuelas.
El verdadero problema es que ven la confección de la ropa de talla grande “ como un negocio” y no como algo creativo, ,
Ese y no otro es el motivo que en muchas ocasiones, conseguir un patrocinador para el evento “Reina Gran Talla” sea una misión imposible, pocos son consecuentes con el género que fabrican. En algunas ocasiones, nos encontramos, que la ropa que nos muestran, esta verdaderamente mal confeccionada o de ínfima calidad.
O con fabricantes que nos dicen que en realidad las personas pasadas de talla ya tienen bastante con lo que el mercado ofrece. Hasta la frase “La mujer con mas de 35 años y con talla superior a la 48 debe dejar de circular.
¿Alguien ha pensado en una mujer con formas, que son la mayoría de la población española que se plantea comprar un conjunto de ropa interior? Es una aventura capaz de minar la autoestima de la más pintada. Si tienes una talla 100 de pecho las braguitas son para ponerlas de pendiente porque desde luego no puedes en casi ningún caso aprovecharlas, menos mal que siempre hay una amiga a la que le sirven.
LA MUJER REAL

Lejos quedaron los sex símbolos del siglo XX, mujeres con curvas que lucían esplendidas, sin pretender ser andrógenas. Quizás ha llegado el momento de volver a la realidad admitiendo que: ¡Las mujeres reales tienen curvas!
Las pasarelas y los catálogos deben exponer sus diseños en coherencia, mostrando sus creaciones con modelos de la talla que fabrican.
La moda es ilusión y no debería ser clasista. Así que entre todos ayudemos a fomentar la autoestima, abriendo un campo de nuevas posibilidades a las tallas mal denominadas GRANDES.
Desde este certamen único en el mundo vaya nuestro apoyo para todas las señoras que se presentaron en el pasado, están en el presente y se presentaran en el futuro.
Reina Gran Talla anima a todas las mujeres a reivindicar su derecho a ser mujeres, a sentirse guapas, deseadas, femeninas y admiradas.
        

© DoctorDietas - El culto al cuerpo, las dietas y tu autoestima