La dieta cruda de Demi Moore

En qué consiste la dieta de alimentos crudos hecha famosa por Demi Moore. Recetas alternativas para mejorar la salud

La dieta cruda de Demi Moore


 

  


La dieta cruda consiste en comer alimentos  que no hayan sido cocinados o que no hayan tenido una cocción superior a los 116 grados farenheit. La intención de quienes practican esta dieta es la de no perder las vitaminas, proteínas y minerales.

Las opciones para alimentarse son variadas y cada persona puede experimentar con cada manera de seleccionar y cocinar la comida. Una de las nuevas tendencias que despierta asombro e interés es el crudivorismo.

Antes de que existiera el fuego, las personas comían sus alimentos crudos y vivían de modo mucho más sano. Sus cuerpos estaban exentos de sufrir muchas de las enfermedades a las que hoy estamos expuestos debido a la mala alimentación y a las cocciones”, sostiene la crudivora Miranda Hernández, quien profesa este tipo de alimentación desde hace ya varios años y se dedica a impartir clases prácticas de cocina de este estilo en Argentina.

Ventajas:

·         Se elimina por completo el colesterol

·         Se evita el sobrepeso

·         La piel mejora

·         Se siente más energía de la habitual, ideal para quienes sienten cansancio

·         Quienes la profesan aseguran que extienden su juventud

Desventajas:

·         Se pueden tener ciertas deficiencias de nutrientes

·         Preparar los alimentos requiere de mucho tiempo y constancia

Diversas clases de crudismo:

·         Todo alimento crudo: se pueden ingerir pescados y carnes siempre y cuando estén crudos.

·         Crudistas vegetarianos: miel, leche cruda, huevos y quesos crudos

·         70% crudo: son aquellas personas que ingieren alimentos cocidos, pero en poca cantidad.

Recetas para preparar la dieta crudívora:

Dieta 1:

Desayuno:

·         Una pieza de fruta, un zumo de fruta natural, un trozo de queso crudo

Almuerzo:

·         Carpaccio con trozos de queso crudo, pedazos de tomate sin piel y olivas

Merienda:

·         Un trozo de queso, dos piezas de fruta, se puede beber agua o un zumo de fruta natural.

Cena:

·         4 sardinas con ensalada de verduras: lechuga, escarola y rabanitos.

Dieta 2:

Desayuno:

·         Un vaso de agua, dos piezas de fruta y una lámina de jamón crudo

Almuerzo:

·         Un trozo de carne magra de ternera o buey picada de modo muy delgado. Condimentado con yema de huevo, alcaparras, pepinillos

Merienda:

·         Ensalada de frutas. Elaborada con distintos sabores.

Cena:

·         Pescado crudo (sushi). Un plato con diferentes variedades es suficiente. De poste se puede consumir una pieza de fruta.

Dieta 3:

Desayuno:

·         Un huevo pasado por agua (hervido). (se permite en este tipo de dietas), una pieza de fruta y un trozo de queso crudo

Almuerzo:

·         Un trozo de pollo hecho vuelta y vuelta con una ensalada vegetal de las verduras que se desee. Un trozo de fruta

Merienda:

·         Un trozo de queso acompañado con algunos tomates cherries y una lámina de jamón crudo. Se pueden agregar algunos frutos secos como almendras o nueces, pero poca cantidad.

Cena:

·         Un trozo de carne hecho vuelta y vuelta a la plancha acompañado de una zanahoria cortada en rodajas. Se puede consumir la pieza de fruta que se desee.

Consejos claves:

·         Hay que saber manipular muy bien los alimentos crudos, sobre todo las carnes. Lavarlos cuidadosamente. Lavarse las manos de modo excesivo antes de manejar estos productos ya que es de suma delicadeza debido a las posibles bacterias que se puedan contener en estos alimentos sin procesar.

·         Ante cualquier duda, siempre es mejor consultar con un especialista que pueda controlar los alimentos ingeridos para evitar cualquier tipo de deficiencia.

·         La dieta no tiene por qué ser estricta ya que con seguirla tres veces a la semana es suficiente para mantener un peso equilibrado y mantener una salud adecuada.

   

© EnPlenitud.com - La dieta cruda de Demi Moore