Cronodieta 

Una dieta especial para mejorar la silueta sin privarse de las comidas que más te gustan…

Cronodieta


 

  

Se suele bajar de peso rápidamente al comenzar una dieta, pero con una pérdida de energía que hace que el descenso se detenga, al mismo tiempo que se desgano y sensación de  cansancio físico. Y, cuando se abandona la dieta, se sube de peso. quizá llegando a pesar más que antes de iniciada la dieta. 

Tomando en cuenta todos estos factores, la cronodieta no intenta reducir las calorías de los alimentos que se consumen, sino de alimentarse cuando el organismo requiere sus nutrientes, de acuerdo a su ritmo biológico interno.

Minuto a minuto, la nutrición de cada día debe respetar estos parámetros, para la mayoría de las personas (hay, sin embargo, excepciones, como en el caso de las personas que se levantan muy tarde y funcionan con normalidad hasta altas horas de la noche, ya que su ritmo biológico está “corrido” con respecto al de la mayoría de la gente): 

• Las 8.30 son la mejor hora para desayunar. No es recomendable saltearse esta comida; que debe ser una gran fuente de energía para el día

• A las 10.30 se puede consumir una pequeña colación, preferentemente una fruta, o un yogur descremado.

• El almuerzo debe ser a las 12.30. No es recomendable obviarlo, porque no sólo es la comida más importante del día, sino porque así se empieza a acumular hambre y al llegar la hora de la cena se producen los famosos "atracones".

• Una segunda colación puede tomarse a las 15.30. También debe ser una fruta o algún otro alimento que calme el hambre con rapidez. 

• A las 19.00 suele volver a sentirse hambre. Una tercera colación en el día es muy poco recomendable: si ya comió una a las 15.30 y tiene apetito otra vez, es porque necesita reforzar sus .  Por otro lado, si no come nada desde el mediodía, es normal sentirse con hambre en este momento: prefiera una fruta, un yogur o algún alimento con pocas calorías.  

• La mejor hora para la cena son las 21.30. Evite llegar a ella con mucha hambre: debe ser una comida nutritiva, pero ligera. De otro modo, las energías que se obtienen de los alimentos mientras se duerme ayudan a subir de peso. Este problema puede empeorarse si luego de una cena muy grande decide saltear el desayuno y almorzar liviano, para compensar: de este modo sólo llegará con más hambre a la noche, la cena será aún peor y todo el ciclo se repetirá.

Cronodieta, día por día

Día 1
 

8.30: Cereales con yogur descremado, 1/2 banana y 1 café o té con leche descremada.  

10.30: 1 yogur descremado o 1 fruta.  

12.30: 1 taza de ensalada de repollo con aceite de oliva, 1 bife sin grasa, 1 rebanada de pan de salvado y 1 manzana de postre.  

19.00: 1 yogur descremado o 1 fruta.  

21.30: 1/4 de pollo asado sin piel, 1 porción de ensalada jardinera con aceite de oliva y limón, más 1 flan o gelatina de postre.  

Día 2 

8.30: 1 naranja, 2 tostadas con margarina y mermelada, y 1 café o té con leche descremada.

10.30: 1 yogur descremado o 1 fruta.  

12.30: Ensalada de papas con ajo, perejil y ají morrón, más 1 rebanada de pan de salvado y 1 yogur descremado de postre.  

19.00: 1 yogur descremado o 1 fruta.  

21.30: 1 sándwich de pan árabe con queso, lechuga, tomate, cebolla y champiñones, más 1 naranja de postre.  

Día 3

8.30: 1 yogur descremado con cereales integrales, 1/2 manzana, 1/2 banana y un café o té con leche descremada.  

10.30: 1 yogur descremado o 1 fruta.  

12.30: 1 porción de pizza, 1 ensalada verde y 1 durazno al natural, sin almíbar, de postre.  

19.00: 1 yogur descremado o 1 fruta.  

21.30: Ensalada de atún con 1 rodaja de tomate, perejil, cebolla y 1 cucharadita de mayonesa diet, más algunos bastonciillos de apio y zanahoria, 2 rebanadas de pan de centeno y 1 pera de postre.  

Día 4

8.30: 1 porción de cereales integrales con leche descremada, 1 pomelo, 2 galletitas con mermelada y un café o té con leche descremada.  

10.30: 1 yogur descremado o 1 fruta.  

12.30: Salmón a la parrilla, 1 taza de verduras a elección, 2 rebanadas de pan integral y 1 ensalada de frutas con 2 cucharadas de helado de postre.  

19.00: 1 yogur descremado o 1 fruta.  

21.30: Ensalada de hortalizas y queso blanco magro, más 2 fetas de jamón sin grasa, 1 rebanada de pan integral y 1 durazno fresco de postre.

Día 5 

8.30: 1 panqueque con puré de manzana, 1 tostada con margarina, 1 pomelo y un café o té con leche descremada.  

10.30: 1 yogur descremado o 1 fruta.  

12.30: 1 plato de sopa de zapallo, 1 tostado de jamón sin grasa y queso y 1 /2 choclo hervido.  

19.00: 1 yogur descremado o 1 fruta.  

21.30: 1 omelette de arvejas, queso y perejil, más 1 porción de pescado asado y 1 rodaja de melón de postre.          

© DoctorDietas - Cronodieta