La alimentación y el cáncer de colon

Se calcula que la alimentación influye en la génesis de un tercio de los cánceres. Muchos de ellos podrían, en parte, prevenirse...

La alimentación y el cáncer de colon


 

 

  

Si bien no se conocen las causas de aparición de esta enfermedad, se ha comprobado la notable influencia que tiene la mala alimentación en la predisposición a la misma. Uno de cada veinte adultos desarrollan cáncer de colon, tanto hombres como mujeres y el riesgo se incrementa con la edad. Sin embargo, es posible ayudar a prevenir su aparición, con una adecuada comida diaria.

Qué es el cáncer de colon

El cáncer de colon es una alteración en el crecimiento del tejido normal del órgano, que a veces se desarrolla a partir de pólipos que crecen en el interior de las paredes del colon o del recto. Nadie sabe qué lo causa, ni por qué en algunas personas se desarrolla y en otras no, aunque los factores genéticos cumplen un rol importante. Algunos pólipos pueden llegar a alcanzar un gran tamaño antes de desarrollar el cáncer; esta transformación a maligna es un proceso lento, que puede tardar de cinco a diez años en manifestarse.

Comienza generalmente penetrando la pared del colon, y luego se expande a otros órganos, más frecuentemente a los ganglios linfáticos e hígado. Pero si se detecta y se remueve tempranamente el pólipo, antes que se transforme en cáncer el rango de curación aumenta radicalmente. De este modo puede ser prevenido.

Las personas con mayor riesgo de cáncer de colon son las que han tenido pólipos en el recto, cáncer de colon, los que tienen colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn, los que poseen antecedentes de cáncer de mama o útero, y los que han tenido algún familiar con cáncer de colon o con pólipos cancerígenos.

Cómo influye la alimentación en la aparición del cáncer colorectal

Se cree que el consumo de una dieta rica en grasas y carnes; asociado a un bajo consumo de hortalizas y frutas y una vida sedentaria, tendría una mayor influencia en el riesgo de padecer cáncer de colon. Los vegetales con alto contenido en B carotenos han sido asociados con un riesgo reducido de cáncer.

También juegan un papel importante en el origen de la enfermedad el sobrepeso, los bajos niveles de actividad física, la edad (a medida que aumenta hay mayores riesgos), la aparición de pólipos (pequeños tumores que sobresalen de una mucosa superficial), el cáncer colorrectal hereditario y los antecedentes personales de enfermedades inflamatorias intestinales.

El hecho que la mayoría de los cánceres de colon se atribuyan a factores ambientales, significa que es una enfermedad previsible. La dieta, es el factor más importante.

El exceso de grasas y de carnes rojas es el que más influye en la predisposición al cáncer.

Ahora, ¿cómo prevenir esta enfermedad desde la alimentación?. Es recomendable consumir fibras, calcio y vitamina D, que disminuyen el riesgo de aparición de cáncer de colon, como también aumentar la ingesta de vegetales y frutas, que contribuyen en esta reducción.

Paralelamente, habrá que disminuir el consumo de grasas, sodio, azúcares refinados y alcohol. Además, se deberá cuidar los modos de preparación de los alimentos, evitando los productos de tostación. Finalmente, es recomendable ser prudentes con el consumo de envasados, conservados y ahumados y, sobre todas las cosas, mantener un peso ideal.

A pesar de los intensos esfuerzos de investigación que se realizan en el mundo, las causas del origen de cáncer aún permanecen como un enigma.

Investigaciones y experimentos están haciendo su impacto en puntos tales como la dieta y la nutrición como factores de riesgo y explicando la forma en que estos puedan disminuirse.

Estas observaciones son de gran interés para desarrollar recomendaciones dietéticas para la prevención general del cáncer. Teniendo en cuenta que lo que comemos durante nuestra vida, influye de manera importante sobre la posibilidad de desarrollar ciertas variedades de esta enfermedad.  

        

© DoctorDietas - La alimentación y el cáncer de colon