Dieta anti-estrogénica

Analizamos esta novedosa dieta para hombres y mujeres con signos de desequilibrios en los niveles de estrógeno

Dieta anti-estrogénica


 

  


Ori Hofmekler ha desarrollado la dieta anti-estrogénica para hombres y mujeres con signos de desequilibrios en los niveles de estrógeno.

En las mujeres, estos pueden incluir condiciones hormonales clásicas como PMS (síndrome pre menstrual), endometriosis, fibroides, y síntomas menopáusicos; y en los hombres pueden evidenciarse como desórdenes prostáticos y reducción en la cantidad de esperma. 

Síntomas más generales como incapacidad para perder grasa abdominal, disminución de la libido, fatiga crónica, y una reducción en la capacidad de tolerar el estrés podrían indicar también un desequilibrio de estrógeno. Hofmekler explica que los químicos estrógenicos pueden encontrarse en alimentos como la carne, la cerveza, las frutas, y los vegetales tratados con pesticidas, alimentos a base de soja, y endulzantes artificiales. Las formas sintéticas del estrógeno, conocidos como xenoestrógenos, pueden encontrarse en cosméticos, artículos de limpieza, e incluso en el aire y el agua. 

Conceptos básicos de la dieta anti-estrogénica

El plan se basa en la eliminación de los alimentos y químicos estrogénicos al tiempo que se agregan otros anti-estrogénicos.  

Hofmekler afirma que nuestros cuerpos están diseñados para digerir alimentos cuando estamos descansando más que cuando estamos en los momentos activos y estresantes del día. En este sentido, el especialista advierte que los participantes deben comer liviano durante el día y hacer las comidas más grandes durante la noche.  

Existen tres fases en esta dieta:

·         La primera fase es un programa de desintoxicación del intestino, que enfatiza el consumo de frutas frescas y vegetales (especialmente vegetales cruciformes como el brócoli), yogurt descremado, huevos orgánicos, arvejas, granos integrales, pescados y quesos.   

·         En la segunda fase los practicantes de la dieta introducen alimentos que tienen efectos específicos anti-estrogénicos. Aceitunas, nueces y semillas son agregados en esta fase de la dieta y esta dieta más calórica provee una mayor nutrición al sistema hormonal del cuerpo. 

·         La tercera fase permite que carnes, pan, y pastas sean reintroducidos en la dieta únicamente durante la cena.  

Ventajas de la dieta

·         Está dirigida a aquellos que intentaron una variedad de otros abordajes sin los resultados deseados y a quienes padecen de signos o síntomas relacionados al desequilibrio de estrógenos.

·         No elimina grupos alimenticios enteros, y recomienda cambiar comidas de mala calidad por otras de mejor. Por ejemplo, elegir yogurt orgánico y quesos envejecidos en lugar de productos comerciales comunes.

·         Reduce la exposición a pesticidas y químicos en la dieta y en el ambiente.

·         Puede reducir los riesgos de desarrollar patologías relacionadas a las hormonas como el síndrome ovario poliquístico, y cáncer de pecho, ovarios, cervical, y de próstata.

·         Puede también ayudar en el manejo y la disminución del riesgo de otras patologías, como la resistencia a la insulina, diabetes, síndrome de fatiga crónica y fibromialgia. 

Desventajas de la dieta anti-estrogénica

·         Algunos practicantes pueden tener dificultades para ajustarse a desayunar únicamente una uva  y un café por la mañana; e igualmente difícil pueden resultar las otras comidas livianas a lo largo del día.

·         Los suplementos recomendados incrementarán los gastos económicos del plan.

Alimentos recomendados

Los alimentos específicos que tienen un efecto anti-estrogénico son: vegetales cruciformes (brócoli, coliflor, repollo, repollitos de Bruselas), frutas cítricas, productos derivados de leche orgánica, nueces, palta, huevos, café y té. 

Los alimentos orgánicos deben ser seleccionados siempre que sea posible, y el autor de la dieta recomienda el uso de suplementos para incrementar la efectividad del programa inhibiendo el estrógeno y fomentando la desintoxicación del hígado. 

Plan ejemplo de la dieta anti-estrogénica

Desayuno

·         1 vaso de agua.

·         1 uva.

·         1 taza de café.

·         Suplementos. 

Snack matinal

·         1 taza de yogurt orgánico.

·         1 taza de frutillas orgánicas. 

Almuerzo

·         Ensalada de hojas verdes con aderezo de aceite de oliva.

·         Dos huevos escalfados.

·         30 – 60 gramos de queso orgánico.

·         Suplementos. 

Snack de media tarde

·         Manzana madura pelada. 

Snack tarde/noche

·         Batido proteico libre de pesticidas.

·         Suplementos. 

Cena

·         Habichuelas y arroz.

·         Palta y salsa.

·         Ensalada verde con cebolla.

·         4 – 6 huevos escalfados o hervidos con 225g de pescado (no de criadero) o 6g de queso.

Conclusiones

·         Es posible que hayan otros factores que tengan que ver con el éxito de esta dieta, más allá de sus efectos sobre el equilibrio del estrógeno. El consejo de comer liviano dentro de los límites de los grupos de alimentos permitidos hace que decidir qué comer durante el día sea relativamente fácil, lo que contribuye efectivamente a recortar la ingestión calórica.

·         Esta dienta es altamente nutritiva y es efectiva en su intento de reducir el apetito.

·         Se la recomienda especialmente a aquellas personas que muestran desequilibrios en los niveles de estrógenos y no han tenido éxito con otros planes para perder peso.

   

© EnPlenitud.com - Dieta anti-estrogénica