En   Como comer chocolate sin engordar
Generalmente asociado al sobrepeso, el chocolate, consumido de modo racional, tiene una serie de efectos positivos sobre el organismo y engorda menos de los que se piensa. Te contamos cómo...
 

 

 

 

De acuerdo, deseas adelgazar y has eliminado completamente al chocolate de tu dieta. Sin embargo, lo extrañas tanto que quisieras salir corriendo al quiosco por algunas barras de ese exquisito preparado.
 

Pues bien, es tiempo de que lo sepas: el chocolate y la gordura no tienen por qué ser sinónimos. De hecho, si lo consumes con moderación no hay razón para que debas olvidarte de él. Ahora, conoce algunos datos curiosos sobre el chocolate negro.

El cacao, precursor del chocolate, ha estado entre nosotros desde hace un largo rato. De hecho, algunos cientos de años. Se cree que las primeras semillas de cacao fueron llevadas a Europa alrededor del año 1500 por Cristóbal Colón.

El cacao, más tarde convertido en chocolate, fue suministrado a los soldados americanos en la Segunda Guerra Mundial. De acuerdo a la información histórica, cada soldado era provisto de tres barras de chocolate por día como fuente elevada de energía.

Los investigadores comenzaron a acercarse al chocolate cuando distintos estudios demostraron que además de ser una fuente elevada de energía, el chocolate tenía efectos sobre el estado anímico. Los investigadores encontraron esto cierto demostrando que el chocolate negro, le hecho, incrementa los niveles químicos alteradores anímicos tales como la serotonina y las endorfinas.

Algunos investigadores, por su parte, condujeron estudios mayores para probar la correlación entre el chocolate y los anhelos psicológicos. 

Después de estudios adicionales, se comprobó científicamente que los flavonoides contenidos en el chocolate negro actúan como antioxidantes, previniendo que el colesterol LDL (más conocido como colesterol mal) oxide y tape las arterias.

Por lo tanto, si estás buscando la forma de hacerle trampa a tu dieta
, el chocolate negro puede no ser una opción tan mala después de todo. Sin embargo, antes de que corras a comprar chocolate, recuerda los siguientes consejos:

En primer lugar, como decía Aristóteles: “Todo con moderación”. Es decir, consume una proporción de chocolate baja. Disfrútalo, pero no exageres.

Cuando estés comprando chocolate, tratar de encontrar variedades de chocolate negro con al menos el 70% de cacao.

Finalmente, asegúrate de que el azúcar y la grasa de la leche no figuren primeros en la lista de ingredientes.

¿Quieres saber cómo preparar recetas fáciles y rápidas que quemarán la grasa de tu cuerpo mucho más rápido que cualquier dieta? Conoce a Karin Loser y su Cocina Metabólica haciendo clic aquí ahora

 
 
Mas!