Cómo combatir la acidez estomacal

Te contamos los alimentos que debes evitar para aliviar la acidez de estómago

Cómo combatir la acidez estomacal


 

 

  

La acidez estomacal

Vuelves del almuerzo familiar, te das una ducha, te recuestas a ver un poco de televisión y a esperar que el sueño te sumerja en una siesta reparadora. De pronto, comienzas a sentir un dolor ardiente en tu pecho y una especie de flujo ácido trepando hacia tu garganta. Sientes que eres un volcán latente en cuyo interior se cocinan miles y millones de centímetros cúbicos de magma ardiente. Bienvenido al mundo de la acidez estomacal.

Muchas de nuestras comidas favoritas, —como pueden ser los tomates, las barbacoas, los cócteles y la cerveza, y los cítricos— tienen la capacidad de empeorar nuestro reflujo, aunque muchas veces no son las únicas responsables de iniciar esta condición.

Si bien esto se ha convertido en un lugar común de los comerciales y las comedias de situación, la acidez estomacal ciertamente puede limitar tus actividades y tu productividad. Para aquellos que no pueden dejar de repetir después de una larga mañana de reuniones, la acidez estomacal está lejos de ser una broma. Incluso, sus formas más severas pueden corroer las paredes del esófago, lo que puede conducir a un cáncer de esófago. Siempre es mejor reconocer el estado de acidez y abordar un tratamiento en lugar de mirar para otro lado.

 Causas de la acidez estomacal
Para digerir los alimentos, el estómago se encuentra colmado de ácidos. Entre el estómago y el esófago hay un esfínter que permite que la comida pase al estómago, y que luego se cierra para impedir que los ácidos suban hacia la garganta. Si este músculo se afloja o no trabaja en forma adecuada, el exceso de ácidos estomacales pasarán al esófago, ocasionando un reflujo y causando los síntomas que usualmente conocemos como acidez estomacal.

El cuerpo intenta contrarrestar esto no solo con el esfínter, sino también con la saliva, que es alcalina. No obstante, algunas veces estos mecanismos son superados por las circunstancias. Algunos factores que exacerban las posibilidades de padecer acidez estomacal son: 

  • Tener sobrepeso
  • Fumar
  • Recostarse justo después de comer
  • Agacharse después de comer
  • Embarazo
  • Ciertas medicaciones
  • Estrés
  • Usar ropas ajustadas
  • Ingerir alimentos predisponentes

 Alimentos que producen accesos de acidez de estómago

Si bien la gente suele culpar a una gran variedad de alimentos por sus reflujos ácidos, no siempre esto es así. Antes de seguir culpando a la pobre pizza, echemos un vistazo a algunos verdaderos responsables: 

  • Carnes grasas y alimentos fritos en abundante aceite (permanecen en el estómago durante más tiempo, haciendo que el ácido tenga más posibilidades de salirse)
  • Cítricos
  • Chocolate
  • Menta
  • Consumo de alcohol excesivo
  • Productos a base de tomate (salsa, Ketchup)
  • Bebidas colas y café
  • Jugo de naranja

Algunos de estos alimentos debilitan la retención del esfínter, mientras que otros potencian la irritación ya existente. Asimismo, algunos alimentos pueden hinchar tu estómago y forzar a los ácidos a ir hacia la garganta. Esto suele darse particularmente en el caso de las bebidas carbonadas.

Una buena regla general es no comer alimentos grasosos y comidas ya abarrotadas de ácido. Ahora bien, ¿qué comidas resultarán convenientes para aquellos con tendencias a la acidez? La clave siempre pasa por saber lo que nuestros cuerpos nos comunican. Por ejemplo:

  • Si la grasa te hace sentir mal, opta por los alimentos asados y los vegetales.
  • En lugar de tomates, llena tus ensaladas de zanahorias, frijoles, jicama, u otros vegetales suavizantes.
  • Las hamburguesas no representan grandes problemas, aunque será apropiado elegir cortes magros. En cuanto a las salsas o aderezos, es conveniente evitar aquellos demasiado ácidos como el Ketchup, y, por ejemplo, optar por un delicioso guacamole.
  • Si las bebidas carbonadas te hacen pasar noches terribles, será mejor que ingieras té helado.
  • Si los margaritas y no se llevan bien contigo, ingiere cantidades menores u opta por uno hecho con fresas vírgenes.
  • La sandía puede ser productora de ácidos. Procura comerla en cócteles de frutas combinados.
  • Ingiere porciones pequeñas. Tu estómago, al detectar grandes cantidades de alimentos, produce más ácido.

 Consejos para prevenir la acidez de estomago
Los profesionales concuerdan en que cuándo comes y cuánto comes suelen ser factores determinantes para la acidez estomacal. Si eres propenso a la acidez, será conveniente comer entre tres y cuatro horas antes de ir a la cama. Con frecuencia, las personas no comen durante el día cuando se encuentran frente a un episodio de acidez. En consecuencia, cuando comen a la noche, lo hacen en grandes cantidades y luego se van a la cama. Esto incrementa las posibilidades de que el contenido del estómago se desborde.

Por otra parte, deberás tomar algunas precauciones adicionales si ingieres aspirinas, analgésicos, antibióticos, o hierro, ya que éstos suelen disparar episodios de acidez estomacal.

Otras formas de prevenir la acidez estomacal

  • Ejercita en forma regular, pero no antes, durante o después de comer.
  • Si tienes sobrepeso... pierde peso.
  • Deja de fumar. El tabaco no sólo estimula la producción de ácidos, sino que debilita la válvula que protege tu garganta y también puede reducir la producción de saliva.
  • Eleva la cabecera de tu cama con cuñas.
  • Ingiere alguna medicación contra la acidez. Existen excelentes productos de venta libre. No obstante, si debes ingerir esta medicación con frecuencia —dos veces a la semana ya es suficiente— necesitarás hacer una consulta al doctor, que seguramente te recetará algún tipo de medicamento más poderoso.
  • Relájate. El estrés no causa la acidez, pero sí puede hacer que te atraques con alimentos indebidos —disparadores de eventos—.

Recuerda que si tus episodios de acidez se dan todos los días, más allá de tu tipo de vida y de los cambios alimenticios, la consulta con un médico será indispensable.

        

© DoctorDietas - Cómo combatir la acidez estomacal